23 dic. 2013

Tiempos oscuros.


Se escribe mucho sobre el aborto; muchas hipótesis, muchos supuestos, mucho caso concreto y mucho perdernos en lo anecdótico. La realidad es que tener un hijo nunca debería ser un castigo, sino una elección

¿Tiene sentido obligar a traer al mundo a un hijo a alguien que no quiere tenerlo, independientemente de la causa? 
¿Tiene sentido obligar a alguien a traer al mundo una persona que jamás va a valerse por sí misma?
¿Tiene sentido que un señor que no tiene nada que ver conmigo tenga más voz que yo en lo que a mi cuerpo respecta?

Estoy segura de que hay personas que están totalmente de acuerdo con estas afirmaciones; y desde aquí animo encarecidamente a esas personas a no interrumpir voluntariamente su embarazo; pero, queridos amigos, solo yo decido lo que pasa con el mío.

Sobran las razones, pero si aún así no las veis, os recomiendo que las leáis de la mano de gente que se expresa mejor que yo aquí y aquí.

Para 2014 le deseo a todo el mundo mucha salud. Reproductiva.

1 comentario:

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...